Publicado: 6 de Agosto de 2014 a las 11:04

Escaso mantenimiento. Una de las principales cualidades del aluminio es que precisa poco mantenimiento. Las ventanas y las puertas confeccionadas con esta materia prima casi no se ensucian porque sus acabados están lacados. En Carpinteria de Aluminio Zaragoza aplicamos las técnicas más adecuadas para trabajar con este material y dar forma a cerramientos eficaces y con una estética cuidada.

  1. Funcionamiento correcto. Los problemas de funcionamiento de las ventanas de aluminio son mínimos. La fricción de los herrajes es suave, con lo que se reduce enormemente el riesgo de sufrir averías.
  2. Buena adhesión de la pintura gracias a la técnica de anodizado, la pintura se adhiere perfectamente a la carpintería de aluminio. De este modo, se consigue evitar la corrosión de la perfilería y prolongar la vida útil de los cerramientos. Ponemos a disposición de nuestros clientes una amplia variedad de cerramientos fabricados con este material que tantas propiedades beneficiosas posee.
  3. Resistencia frente a las condiciones climatológicas. El aluminio ofrece una elevada resistencia frente a las diversas condiciones climatológicas. Por este motivo, se alcanza un alto nivel de aislamiento térmico con las puertas y las ventanas fabricadas con este material. 
  4. Seguridad: La carpintería metálica en aluminio también destaca por la seguridad que ofrece. Y es que el aluminio no es inflamable, por lo que, en caso de incendio, no desprenderá sustancias tóxicas para la salud. En nuestra fábrica de ventanas de aluminio en Zaragoza ofrecemos a nuestros clientes el asesoramiento necesario para elegir los cerramientos más adecuados. ¡Consúltenos sin compromiso!